lunes, 13 de abril de 2009

Enfoque de Sistema Integral sobre las Organizaciones

Tomado de: http://www.douglastrade.com.co/images/not_4capas.jpg

Al pensar la organización como un sistema socio-técnico abierto, compuesto por subsistemas, que reciben constantemente insumos de energía, información y materiales del medio, los cuales transforma y regresa al medio en forma de productos o servicios, no es posible considerar la organización solo como un sistema técnico o sólo como un sistema social, sino, como afirman Katz y Rosenzweig (1976, 117), como una estructuración e integración de las actividades humanas alrededor de distintas tecnologías. Tecnologías que afectan el tipo de insumos, la naturaleza de sus procesos de transformación y los productos obtenidos del mismo; donde es el sistema social el que determina la efectividad y eficiencia de la utilización de la tecnología.

Así, este sistema socio-técnico en su organización interna está compuesto por varios subsistemas principales, de los cuales, las metas y los valores organizacionales, constituye uno de los subsistemas más relevantes, pues de ello depende su función en la sociedad y su éxito en la misma. De la misma manera, cada subsistema está determinado por tareas específicas para cada tipo de actividad y por tecnologías específicas que ayudan en la transformación de insumos en productos. Igualmente está conformado por la especialización de conocimiento y de habilidades requeridas, por el tipo de maquinaria y de equipo disponible, por la distribución de servicios. En esencia, la tecnología afecta la estructura de la organización y a su subsistema psicosocial. (Katz y Rosenzweig, 1976, 119).

Toda organización posee un subsistema psicosocial conformado por individuos y grupos en interacción, interacción que configura el clima organizacional, donde los seres humanos asumen y desarrollan sus papeles y actividades. De ahí que sea normal que este subsistema varíe de organización en organización.

La estructura por su parte, afirman los autores (1976, 119) se refiere a la manera como están divididas y coordinadas las tareas en la organización, que de manera formal se establece mediante los organigramas. Tiene que ver con los patrones de autoridad, comunicación y flujo de trabajo. En otras palabras, la estructura organizacional facilita las bases para la formalización de las realizaciones entre los subsistemas técnicos y psicosociales; entendiendo claro está la presencia de múltiples relaciones entre uno y otro por fuera de la estructura formal.

Finalmente, el subsistema administrativo involucra toda la organización y su relación con el medio, establece objetivos, desarrolla planes de integración, estrategia y operación, a través del diseño de la estructura y la definición de procesos de control.

En otras palabras, de acuerdo con este enfoque, la organización, entendida como un sistema socio-técnico, está compuesta por cinco subsistemas a saber: el subsistema de metas y valores, el subsistema técnico, el subsistema psicosocial, el subsistema estructural y finalmente, el subsistema administrativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada